Roban bicicletas de propiedad

Dos bicicletas tipo “Mountain Bike” fueron sustraídas de una casa junto a dos palas, recuperándose estas dos últimas.

El damnificado había dejado luces encendidas a manera preventiva y que diera a entender a los posibles cacos que estaba siendo vigilada la propiedad, pero eso lamentablemente no surtió ningún tipo de efecto, ya que igualmente los temerarios ladrones se adentraron a la propiedad y alzándose con un botín fácil para poder negociar en la calle.

El profesor Hugo Pérez comentó sobre un mal momento que ha vivido este domingo,  Esta ya sería la tercera vez que me roban en un mes aproximadamente, desde herramientas de los albañiles hasta las bicicletas “Mountain Bike”, una nueva y otra con más tiempo estaban junto a otras palas.

Pérez aclaraba que habría encontrado al menos dos de los elementos que fueran sustraídas de su propiedad “a las palas las encontré en cercanías a una construcción

Bicicleta robada de la propiedad.

Mostraba su desconcierto, ya que viene siendo objeto de varios ilícitos para con sus propiedades “hay que estar prevenidos nomás, yo al llegar hice la denuncia y quiero alertar a la población sobre este tipo de acontecimientos” dando mayor precisiones, “una de las bicicletas es nueva  de color azul y la otra color blanco, esto confirmo para que cuando sean ofrecidos a la venta den inmediato aviso a la comisaría

Mencionaba sobre el valor aproximado de los rodados “el valor de la bicicleta es de unos 15 mil pesos, así que quienes la compren seguramente la ofrecerán a menor valor, por lo que si las compran seguramente van a perder lo que gasten” tenía presente, ya que estaría guiada la investigación respecto a los posibles autores de este hecho.

También tenía presente otras ocasiones de robo en muy pocos días no solo en su casa sino que habían abierto su auto y otra vez saltó la alarma para así hacer correr al ladrón “me robaron días atrás en pleno centro el auto, lo abrieron y sacaron algunas cosas del interior y no sonó la alarma, otra vez sí sonó y cuando salí una mujer me avisaba a los gritos que alguien pretendía abrirlo y salió corriendo cuando empezó a sonar la sirena” explicaba.

La impotencia de Pérez es sobre que en el lugar quedó un gran candado de seguridad con que estaban emparejadas ambas bicicletas, el que fue violentado para poder extraer ambas bicicletas de la propiedad.

Comentarios

Comentarios